Main menu

Diálisis peritoneal

Es un tratamiento de reemplazo renal basado en el intercambio de sustancias a través de un filtro natural conocido como peritoneo. El peritoneo es una membrana que recubre la mayoría de los órganos y la pared interna del abdomen. La diálisis peritoneal es llevada a cabo con la administración de soluciones estériles especiales en la cavidad abdominal por medio de un catéter flexible (Tenckhoff) colocado previamente en un acto quirúrgico. Su objetivo es la eliminación de sustancias provenientes del metabolismo (ejemplo: nitrógeno de la urea (BUN), potasio) y la incorporación de sustancias benéficas (ejemplo: calcio, producción de bicarbonato). Además de aumentar la sobrevida, sirve como puente para la realización del trasplante renal. Como cualquier procedimiento tiene ventajas y desventajas:

•Es fácil de llevar a cabo y puede realizarse en casa.

•Permite con mayor facilidad el traslado o la realización de viajes.

•Puede preservar por mayor tiempo la capacidad de eliminación de agua mediante la uresis.

•Desafortunadamente son comunes las infecciones. En especial en el orificio de salida del catéter (infección del sitio de salida), del túnel (tunelitis) o en el peor de los casos, del peritoneo (peritonitis), por lo que se requiere de medidas higiénicas muy estrictas.

•La peritonitis asociada a la diálisis peritoneal es tratada con antimicrobianos y si el cuadro es grave, será necesario además el retiro del catéter y cambio de modalidad dialítica.

•La diálisis peritoneal a largo plazo puede provocar cambios en la membrana peritoneal, haciéndose menos eficiente la capacidad de eliminación de toxinas y el exceso de agua.