Main menu

Hipertensión arterial

Conocida como “el asesino silencioso”, es la elevación anormal sostenida de la presión arterial en la que las cifras son mayores de 140/90 mmHg, o bien mayores de 130/80 mmHg en pacientes con diabetes o insuficiencia renal crónica. Aún ante la falta de síntomas es causa de daño cardiovascular y renal grave. En todo el mundo es la segunda causa de insuficiencia renal crónica ameritando tratamiento dialítico la mayoría de los casos. En México aproximadamente 15 millones de habitantes la padecen. Lo más preocupante es que el 25% de la población desconoce ser hipertensa y únicamente el 19.2% se encuentra con un adecuado control de las cifras de presión arterial. Este descontrol crónico provocará además de la insuficiencia renal otras complicaciones considerables como hemorragia cerebral, infarto agudo del miocardio, hipertrofia cardiaca, insuficiencia cardiaca, embolia cerebral entre otras.

Considerando que el riñón es el órgano que regula la presión arterial, un tratamiento oportuno y eficaz otorgado por un nefrólogo permitirá el control de la enfermedad, evitará el desarrollo o bien reconocerá muy tempranamente sus complicaciones.